miércoles, 5 de junio de 2019

Resultados en Getxo




GUK, la candidatura apoyada por Independientes de Getxo, la asamblea de Ezker Anitza en Getxo, fundadores de podemos y vecinos de diferentes barrios de Getxo ha obtenido 900 votos en las elecciones municipales. Nunca son pocas 900 personas que creen en una alternativa local, horizontal y sin obediencias ni tutelajes económicos, de castas ni de partidos. Bien es verdad que no han sido suficientes como para que haya una voz suya en el ayuntamiento. La política no reside únicamente en las instituciones. GUK haremos política fuera de estas. Hace cuatro años confluimos con Podemos, Ezker Anitza y Equo hasta obtener 4.875 apoyos. La decisión de Podemos emitida desde Madrid, y debidamente obedecida en Getxo, de concurrir solo con su organización, y rentabilizar para sí las confluencias en pueblos y regiones con otros colectivos sociales y vecinales que se dieron hace cuatro  años, no ha reportado beneficio para Podemos. En Getxo pierde, como en la mayoría del Estado, la mitad de los apoyos que hubiera podido obtener en confluencia. 

La mala noticia para Getxo es triple. El PNV ha captado un par de miles de votos de la clase media alta adscrita al PP. Con el ascenso de un decadente PSOE en Getxo, alimentado en votos por la impericia de Podemos, hay ya una mayoría absolutista entre PNV y PSOE. En tercer lugar, el libidinoso escarceo de la dirección de Podemos en Madrid con el PSOE para amañar un gobierno, puede añadir harina al pastel de gobierno en Getxo. Es un pastel que el PNV no tiene por qué cocinar, pero sin duda los ingredientes resuellan en gritos por entrar en la fórmula. Así está la nueva izquierda que promete “honestidades” para Getxo. 

La campaña electoral ha tenido un carácter de vodevil. Comenzó con tono lastimero para desenfundar en candidatos resurgidos y ungidos haciendo la guerra contra GUK como si les fuera el sueldo a conseguir del ayuntamiento en ello. Lo más risorio y patético al mismo tiempo es que, en público y en privado, no reclamaban otra cosa. 

Tenemos que hacer, como lo hicimos hace ocho años – entonces con 757 personas dando su apoyo a la candidatura independiente en Getxo – una rotunda respuesta a voces que desde Bildu consideran los 900 votos conseguidos por GUK tirados a la basura por no haber ido a su candidatura. Hay algo de razón politiquera en esto. Esos 900 apoyos de GUK han hecho perder o no conseguir un concejal a Podemos y otro a Bildu. Debemos decir que Bildu no está ni de lejos en condición de reclamar el apoyo de quienes han votado a GUK. No solo porque desde el 2011 ha sacado adelante los escollos más incómodos de la gestión del PNV.  En los ultimos meses ha llegado a negar que las contrataciones directísimas del concejal de deportes a dos de sus cuñadas – socias de su esposa – por valor de 600.000 euros en solo 4 años, contraviniendo la ley de contrataciones, no son el Euskadi way of life que el PNV como partido ha instaurado en toda la comunidad. Ese Bildu que ve pelillos a la mar en estas cuestiones y otras más de corrupción que al parecer ya se le escapan. Rememoremos cuando la izquierda abertzale si disputaba la hegemonia jeltzale en los 90 del pasado siglo y denunciaba los cotidianos casos de clientelismo. Cuando Bildu en Getxo abandone la realpolitik, estará en condición de exigir, pedir el voto de quienes conforman ese espacio social y político en Getxo que hoy representa GUK. 

Mientras tanto, GUK va a seguir estando presente como alternativa. Es necesario, sino fundamental. Porque ese ciclo que muchas personas pretendíamos en los primeros meses tras el 15-M de 2011, ha dado su coletazo. Los partidos se hicieron con su fuerza y los partidos no son la solución sino la sociedad activa. Sabemos que no basta con ser independiente, ni siquiera con conseguir uno, dos o mil concejales. Se trata de sumar personas que ayudemos a cambiar la cada vez más empobrecida vida cotidiana de cada cual. Se trata de un empobrecimiento total, donde la vida administrada restringe aun mas que la que reinaba en el industrialismo de finales del siglo XIX. Estudios, becas, créditos, carnet de conducir, rgi, alquiler, trabajo, nómina sin convenio, IBI en aumento, despido, autónomo, crédito para matrículas, maternidad, conciliación imposible, IPC de Getxo super estar, inversión de ayudas en Getxo tercermundistas, especulación con empresas muy getxotarras: Sacyr, Florentino Pérez, antigua ferrovial, Soto de Azkorri, Balzola – PNV en su esencia -, construcciones de VPO con dos empresas de casas que ya se caen a dos años de ser construidas, construcción de VPO en zona inundable, puestos de trabajo base en el ayuntamiento a designio, sindicatos varios callando el coste millonario para las personas contribuyentes del reparto oneroso del pastel público; las mismas empresas en los mismos contratos con sus gerentes próximos en las adjudicaciones de obra en Getxo, jóvenes ahorcados por hipotecas de entidades financieras que dependen del dinero nuestro; empleos basura en servicios, hostelería, limpieza, domicilio – que gana un décimo que el dedicado a la prostitución - como motor del PIB en Getxo. 

En estos cuatro últimos años sólo GUK ha denunciado con nombres, datos y hechos alguna de estas cotidianas realidades. Solo lo puede hacer un partido que no gobierne ni aspire a gobernar, puesto que el resto gobierna en mayor o menor medida siempre como mejor le permite el retorcimiento que la propia ley permite. Por eso es preciso una alternativa política y social autónomamente local en Getxo. Con la humildad en número pero el orgullo de su valor humano, el respaldo de 900 personas nos obliga a trabajar por crear esa marea local en Getxo estos cuatro años. Nuestro modo de vida va en ello.

miércoles, 22 de mayo de 2019

Pedimos el apoyo y voto a GUK




Independientes de Getxo pedimos, como ya hiciéramos hace cuatro años, el apoyo a GUK en las elecciones municipales del próximo domingo 26 de mayo de 2019. Hay más motivos que entonces. Por paradójico que pudiera parecer. Entonces GUK era un encuentro, una confluencia de partidos del margen en Getxo, corrientes contestatarias, el nuevo auge político Podemos y personas salidas de asociaciones, además de eso que hoy suena tan descompasado como la “sociedad civil” de Getxo. Algunos de esos partidos, y sus respectivas direcciones, tocaron arrebato para desembarazarse de todo lo que no fuera sus nomenklaturas más abyectas. Consideraban que los gorriones de esa confluencia  - las corrientes externas, los independientes, esa “sociedad civil” -  quitaban grano a las grandes y pomposas palomas – el organigrama de su partido ya constituido a la vieja usanza. Las direcciones de Ezker anitza y Podemos querían repartirse la plural contribución de GUK, desarticulándola y disolviéndola progresivamente para presentar Elkarrekin Podemos a continuación. Lo que sucedió es que el GUK que no se debió nunca a siglas, ha resistido para presentarse a las elecciones municipales. 

Y resiste por motivos políticos más que sobrados. Es más necesario que nunca que hagamos frente a la casta económica que zarandea con sus desigualdades la vida cotidiana de quienes vivimos en Getxo. Y es también más necesario que nunca articular una opción vecinal frente a la casta de los partidos que como hemos descrito antes tan abyectamente coopta con sus sillones negociados la vida de las personas. 

Más que una división entre izquierda y derecha, vivimos en Getxo una larvada división moral. Trabajar para un conglomerado, empresa o particular con ganancias astronómicas por poco o justo el salario mínimo, rejuntando los pedazos partidos del día; dejar, consentir que una nueva y vieja nomenklatura de demagogos que aspiran a vivir de la política se ofrezca a ser tu voz. La gente que reedita GUK tiene su mal trabajo y, como viene haciendo desde hace cuatro años, va a dedicar sus esfuerzos con la misma e impecable honestidad defendiendo en los plenos los intereses de la gente común en Getxo. 

Vivimos en un municipio pasto de la corrupción: contrataciones a familiares de concejales del PNV, adjudicación de servicios a empresas con miembros del PNV en su concejo de administración. La entidad bancaria que mayoritariamente explota a los getxotarras atados con hipotecas, la impresentable BBK, está aún controlada por miembros del PNV. 

Los proyectos que de largo son el jugo de la especulación en Getxo son hoy Andra Mari y Romo. En el primero aún penden numerosas operaciones que darían pingues beneficios a onerosas empresas como Sacyr, Florentino Pérez, alguna de las Klopowitz, Soto de Azkorri – relacionado con la red Malaya de Ibiza, y no se nos olvida ninguna mafia más. En Romo, la Nagusien etxea, centro neurálgico de servicios, cultural, social a mayores y a menos mayores es el objetivo de PNV y PSOE. Con su derribo, un nuevo pelotazo podría ser posible. La lucha de las personas mayores por mantener de manera autogestionada la Nagusien es un ejemplo de ejercicio político que debemos seguir.
Necesitamos caminar hacia la igualdad. Es imprescindible prescindir de poses retóricas y pasar a la acción en la defensa de lo común. 

Nuestro pueblo puede cambiar mucho, y nuestras vidas pueden ir a peor según quien tenga la manera de decidir con mayoría absoluta cómo vivir en Getxo. Esto es perentoriamente PNV y PSOE – pudiera serlo con cualquier otro partido dispuesto -. Por eso creemos necesario todas las personas que sostenemos GUK que te sumes a la defensa en esta ofensiva de la gente como tú.  En ello va nuestra vida.

viernes, 6 de julio de 2018

¿A qué suena la corrupción en Getxo?

Decíamos ayer, como Fray Luis de León, que el parking subterráneo de Ibarbengoa es un caso de corrupción de libro .... antiguo. Y Getxo tiene una buena biblioteca al uso. Los primeros chances del parking de la corrupción están dando sus sonoros frutos. La obra fue djudicada a una empresa del magnate Florentino Pérez que se hizo con la adjudicación mediante baja temeraria, ofertando 2,5 millones por una obra de 6. Las primeras maniobras de abaratamiento de Geocisa son la sustitución de micropilotes para sujetar la tierra por planchas o "pantallas" más baratas. Y aquí viene la opereta bufa de una obra socialmente inncesaria con todos sus protagonistas directos: Metro, Eusko Trenbide Sarea, la UTE, el ayuntamiento y el alcalde de Getxo. La penetración de las macro pantallas metálicas se ha de hacer cerca de las casas de la estrada de Tosu y en su parte posterior en línea paralela a las vías del metro. Penetrar el suelo contiguo a las vías supondría un "muy posible riesgo" de afección a la catenaria del metro y a las vías. Por este motivo, Metro Bilbao quiso que las obras no se hicieran de día, para salvaguardar la seguridad de los usuarios de Metro. Así que Geocisa comenzó el domingo 1 los trabajos por la noche, entre las 0:00 horas y las 5:00 horas de la mañana. Y lo hizo sin permiso. Los usuarios de Metro Bilbao no tuvieron que soportar los días 1,2,3,4 y 5 ruidos de más de 100 decibelios. Los vecinos de Tosu, Martiturri, Uri, Hormaza, Ollaretxe, Zubilletas y Aldapas, si.

La historia comienza en este punto a supurar el tinte antiguo de cualquier operación de pelotazo con dolo. Cada noche los vecinos de Tosu requieren a la policía municipal medidas de los decibelios que la taladradora de Geocisa producía penetrando la roca a escasos 5 metros de distancia de las viviendas y a una profundidad de otros cinco - cimientos de las casas -. Son 100 decibelios de media. La ordenanza municipal, la ley de ruidos municipal, cifra en 40 el máximo admitible en cualquier circunstancia.

Solo un grupo político, GUK, ha reaccionado con naturalidad: escandalizándose por lo ocurrido y ocurriente. De entrada tenemos a una empresa que admitiendo los riesgos del trabajo, le importa la afección a la catenaria y las vías de Metro Bilbao, pero no a las casas ni las personas que viven en el otro lado con vibraciones de 100 decibelios de media durante 5 días. Es GUK quien pide el permiso de obras al equipo de g obierno de Getxo. Y aquí sigue la opereta digna de cualquier operación en la Calabria del norte que es  la Getxo nostra.

GUK descubre del expediente y decreto que el permiso de obra está otorgado "en diferitto". Es decir, tres días después de haber comenzado las obras por la noche. Es un decreto firmado por el mismo alcalde de Getxo, digno presidente de Eudel, órgano que lanza a los cuatro puntos cardinales de euskadi filípicas sobre el buen gobierno municipal. El decreto del alcalde está basado en el expediente 18991/2018.

El folio7del expediente es un informe importante. El Jefe de Unidad de Infraestructura, el 29 de junio de 2018, recuerda al concejal de urbanismo que debe dirigirse para otorgar el permiso de obras nocturno a la Policía Municipal por la posible vulneración de ruidos de la ordenanza municipal. En los folios  8, 9 y 10 la UTE Ibarbengoa, solicita las obras de noche y advierte “que los trabajos a realizar no cumplirán la normativa del ayuntamiento en materia de ruidos en horario nocturno…”. Los folios 12 a 19 son cuatro actas de sonometría realizadas los días 3, 4 y 5 de julio en una de las  viviendas de la estrada Tosu . Los datos de la mismas son enloqucedores:  cerca de 100 decibelios de media cada noche. Los agentes de la Policía Municipal señalan que se forma una especie de reverberación que hace aún más molesto el ruido.

Así que desatendiendo estas flagrantes violaciones reflejadas por la propia policía municipal, además de la recomendación del jefe de Unidad de Infraestructura, y pasando por alto la propia advertencia de la UTE avisando de la violación de la ordenanza, el alcalde emite un decreto favorable tras tres días de ruidos sin permiso  municipal. Como denuncia GUK en su recurso de reposición, el decreto del alcalde, "más que autorizar unas obras nocturnas, lo que permite es que la UTE IBARBENGOA incumpla la normativa municipal en lo que se refiere a los niveles de ruido nocturnos y, además, en cuanto a la autorización de obras nocturnas, las cuales solo son viables en caso de declaración de urgencia. Urgencia que no consta en el expediente administrativo".

 La arbitrariedad suena a 100 decibelios. El conchabeo reverbera a 100 decibelios. Lo que ocurre en Getxo, al parecer, es que llega el momento, como en la Calabria de allende el mar mediterráneo, que nadie escucha, nadie habla, nadie ve. Algunas personas, sí.

 Per cosa? se siamo tutti della stessa famiglia
(Para qué? Si somos todos de la misma familia) 

Y ahora busquemos en los diccionarios que consideremos oportunos la definición de una resolución emitida con más que meridiana obviedad de su irregularidad. De esto, parece que la derecha y la izquierda en Getxo, están a otra cosa. O a la misma cosa, a reverberar con decibelios de diletantismo y retórica. Esa izquierda que se presentaba en lugares parece lanzarnos un mensaje parecido a Heráclito, que decía que el rio nunca era el mismo dos veces. Pero es que nos estamos bañando en la misma pobredumbre política y partidista una y otra vez en el mismo rio fangoso. 

Habrá quienes piensen que todo es una cuestión, no de corrupción, sino de "ineptitud". A estas alturas, con más de medio siglo de arte, el PNV y sus próceres no dejan nada al azar. La mediocridad de los implicados  tiene el mismo fin que la maldad última. Hay quien nunca lo comprenderá. Y es así como se instala un cinismo enfermo: que si a tal corrupto lo cogieron por "tonto"; que si a tal alcalde lo pillaron por "inepto". No comprende esa izquierda que lo que hicieron quienes hicieron, como el alcade de Getxo era porque, gracias a esa izquierda que así piensa, lo hacen PORQUE PUEDEN. Como la firma del alcalde de Getxo en un permiso que viola la ley misma de la que él es garante. Y es entonces cuando la ley se convierte en lo que es hoy: la ley de quien puede. 







jueves, 17 de mayo de 2018

Encierro de los mayores en defensa de la Nagusien Etxea de Romo



Las personas mayores han decidido encerrarse en la Nagusien Etxea de Romo impidiendo así el desalojo que pretende el ayuntamiento de Getxo. Hoy jueves a las 19 horas se realizará una concentración de apoyo en defensa de este hogar que es toda una institución en el barrio de Romo.

miércoles, 9 de mayo de 2018

15.000 euros para solidaridad en Getxo


En Getxo existen numerosas carencias sociales. Desde el nacimiento de GUK, tuvimos claro que parte del dinero que recibiría la agrupación electoral por tener cuatro concejales iba a revertir en el pueblo de Getxo. En las últimas horas 15.000 euros serán destinados a facilitar proyectos de diversos colectivos  sociales que lucha contra la desigualdad, por la igualdad de género, la solidaridad en la
juventud y la riqueza y libertad cultural. Este programa de apoyo Indartzen es el último paso que ha dado GUK en sus tres años de vida en favor de colectivos solidarios y de defensa del medio ambiente en Getxo que alcanzaron 13.000 euros.

Las desigualdades sociales en Getxo son evidentes. Residencia de la alta burquesía vizcaína y
española, municipio con el mayor número de empleadas del hogar de todo Euskadi, y y con una renta per cápita media de casi 3.000 euros y una media real de sueldos que ronda los 1.100 euros. En este panorama, la inversión municipal en servicios sociales sigue siendo mucho más que mejorable. El alcalde y la concejala responsable alegan el sempiterno mantra de que en otros municpios se invierte menos en servicios sociales. Ser el tuerto en el país de los ciegos, además de pusilánime, es colaborar con la injusticia. GUK -  agrupación apoyada por Independientes de Getxo, Equo, Ezker Anitza y Podemos-Ahal Dugu - aporta buena parte de las asignaciones de sus concejales con el fin de salvar progresivamente la desigualdad y ayudar a impulsar proyectos de solidaridad.

jueves, 26 de abril de 2018

Una agresión sexista


Una mujer agredida en los san fermines de 2016 lo ha sido de nuevo hoy.  La sentencia que exonera  en parte a sus agresores, los conocidos como miembros de "la manada, es en realidad algo más que una nueva agresión a aquella joven y a todas las mujeres. Lejos de ser un exabrupto colectivo de unos jueces - uno de ellos convencido de que la mujer violada por los cinco machos agresores "disfrutó"- , la sentencia es una defensa del estatus quo y un reflejo de  nuestra sociedad.

Como ha ocurrido en casi todas las agresiones a mujeres en las últimas décadas -¿podríamos decir todas las décadas?-, hayan acabado en asesinato o no, el tratamiento social, comunicativo, forense y judicial ha sido urgar en la víctima, en su cuerpo lacerado, para dictaminar si su actitud, si su presencia en el lugar de la agresión, fue o no fue debidamente diligente. Es la víctima la que tiene que justificar que no incitó, que opuso resistencia. No parece suficiente a la cohorte de especialistas, jueces y legisladores considerar la fuerza del agresor ni su voluntad violenta lo que ha de dirimirse y enjuiciar. ¿Qué se esconde tras esta nociva neblina? Que no veamos toda la violación en su conjunto. Lo primero que violaron los cinco miembros de la manada fue el espacio de una joven que entre miles y gracias a otras miles o millones durante décadas había conseguido ganarse el derecho de estar "sola" en una noche, en una fiesta, bebiendo, pasándolo bien. Primero vino la violación de una conquista que las mujeres jóvenes hoy y jóvenes de ayer han hecho. En segundo lugar violaron a una mujer que no tenía pertenencia, no era "de nadie", y por tanto pública. Ahí estaba la manada venida desde lejos para la caza.

Todo esto puede no parecer claro en un primer momento. Pero se desvela poco a poco. Y es entonces cuando aparece otra neblina, por supuesto igual de cruel, que lejos de no confundir, cambia el giro de los acontecimientos hacia la culpabilidad de la propia mujer. Y es el vídeo de la violación que hicieron los cinco miembros de la manada . Debiera ser un agravante su mera realización. Lejos de ello, sirve de coartada para analizar no a los agresores, sino si la disposición, los gestos, si el llanto de la mujer significaban un posible atisbo de resistencia o consentimiento. Y así la mujer violada fue enjuiciada en vez de sus cinco agresores. La condena era ya para entonces lo de menos. Podemos decir que ha sido una condena más para ella que para ellos.

La sentencia condena por abuso y no violación a los miembros de la manada. En vez de 23 años, pasarán mucho menos de siete de cárcel. Podemos dudar de si además tiene una cuarta o quintuple perniciosidad. Es un mensaje a cuantas manadas hay y a cuantos en nuestra sociedad consideran que las mujeres tienen un lugar y otros no lugares que ocupar. Status quo.

Y afianza aún más el camino equivocado y asimilado de evitar las agresiones a las mujeres con más paternalismo y un falso humanismo. Madres y sobre todo padres, hermanos y amigos, han asimilado tras los crímenes de las últimas décadas a mujeres, que la solución está en garantizar la protección masculina de la mujer. Padres que se desplazan a buscar a las hijas a las discotecas, amigos que acompañan a sus amigas hasta casa. Hemos asimilado que lo normal es que si las mujeres van solas "pueda ocurrir algo" o el "no os expongais" o el "parece mentira, sabiendo lo que puede pasar".

El sexismo que se asienta en las fibras de nuestra unas veces pacata y otras bienpensante sociedad supura su pus infectándolo todo. Cada agresión a una mujer es una agresión a todas las mujeres, y a todos los hombres. Ese sexismo quisiera compartimentar a  mujeres y hombres, enfrentándoles en un determinismo insalvable - "cómo son", "siempre igual"-. Ese sexismo machista lacera la expresión sexual de todas nosotras y nosotros, a tener sexo en libertad. La sentencia de los jueces navarros nos despoja un poco más de libertad. De la libertad a estar sola o acompañada, en un lugar u otro, en una fiesta o no una fiesta, a beber, a divertirse, a ir a casa sola. En definitiva, es una merma de la voluntad duramente conquistada. Tenemos la sentencia sobre nuestras cabezas y cuerpos. Tenemos solo un camino que es luchar por la libertad.

domingo, 17 de diciembre de 2017

Un arbol muerto a la puerta del batzoki

El arbol muerto en la puerta del centro social del PNV de Algorta fue plantado en la estrada getxotarra de Tosu hace 5 años. Las excavadoras de la empresa de Florentino Pérez acabaron con él hace unos días. En una adjudicación turbia - la empresa del gran Florentino realizó una puja temeraria para hacerse con el contrato - se levantará un parking subterráneo en uno de los mayores acuíferos de la comarca. El promotor de semejante obra es el departamento de transportes, malgobernado por el PNV. El parking a construir en la estrada de Tosu ha tomado el nombre de "la corrupción" porque, además de sus intrínsecas irregulares, pretende ser la razón pàra abrir la estación de Ibarbengoa, llamada ya el aeropuerto de Castellón en Getxo, cerrado desde su construcción. Esta estación de 32 millones de euros presupuestados y que pasó a 50, tiene hoy a su constructor en la cárcel. Era la crema pastelera del pastel getxotarra: arrasar el barrio rural de Andra Mari construyendo 8.000 viviendas. Un negocio gourmet de 240.000 millones de pesetas que iría a las grandes inmobiliarias que habían comprado años antes la mayor parte de las tierras en Andra Mari sabiendo la recalificación que el ayuntamiento haría de las mismas. El 4% para los partidos entonces en la comanda gubernamental ascendía a la par cifra de 9.600 millones. Uno de los próceres del derecho a decidir de hoy en día, el getxotarra Iñaki Zarraoa, era el alcalde del PNV que defendió en 2007 la operación que DECIDIÓ sacar de sus casas a cientos de habitantes en Andra Mari. Uno de los tenientes alcaldes era el hoy alcalde Imanol Landa.

Getxo es la bocana por la que entran las aguas de la alta marea de la corrupción. Y en la baja mar, en el aire inunda un aroma de desarrollismo urbano pertinaz. El actual plan urbano contempla que todo Getxo, practicamente con la excepción de un extenso campo de golf, debe ser urbanizado.


Ahora que vamos despacio, vamos a contar mentiras: el terreno sobre el que se hará el parking de Ibarbengoa NO pertenece a Viviendas de Vizcaya; Geotecnia, empresa de Florentino NO vive de efectuar sobrecostes en sus obras, como hiciera en Aznalcollar y el metro de Madrid recientemente. La disparatada obra NO ha incumplido la preceptiva declaración ambiental por estar ubicado en uno de los mayores acuíferos de agua dulce, recurso de prioridad para cualquier comunidad. Cuántos delitos bien hechos. recordemos el eslogan del PNV en las últimas elecciones municipales: es hora de dar lo mejor. ¿Será extraer? ¿Aniquilar?

Vemos en los últimos tiempos al partido que gestiona toda la corrupción en euskadi desde hace 40 años reclamar los derechos del pueblo vasco en relación a cupos, y estatutos . Y gesticular con cierto derecho a decidir de vascas y vascas a decidir su futuro - y por ende su presente- . No hay más atentado terrorista contra la convivencia, la vida de las personas en Getxo que la especulación, la arbietrariedad orgánica institucional y la corrupción organizada por el partido gobernante municipal en todo el país. Este país que es un queso gruyere con denuncias por corrupción en: Bakio, Muskiz, Zamudio, Mallabia, Zierbena, Erandio, Bermeo, Karrantza, Balmaseda, Alonsotegi, Gueñes, Sestao, Etxebarria, Errigoiti, Lemoa, Arrigoriaga, Galdakao, Elantxobe, Lezama, Derio, Orozko; Lezo, Zarautz, Zamudio, Hondarribi, Oiartzun, Donostia, Aia, Azkoitia, Usurbil, Lazkao, Zumaia, Legorreta, Eskoriatza, Tosola, Getaria, Mendaro.

Desde Independientes de Getxo-Getxoko Independienteak añadimos Getxo, que rima con cohecho.

El azúcar glass del pastel vasco de la corrupción cotidiana lo ha dado con su color cereza rojillo cierta izquierda, cierto progresismo, añejo o de nuevo cuño. Lo que se vive en todos esos municipios antes mencionados, y hoy especialmente en Getxo, requiere que las izquierdas hagan acto de reflexión. Y los otros, parte de nosotros los independientes, actos de acción.